A ver por donde empiezo. Resulta que hace ya varios años hice un curso donde estudiamos la historia de la novela detectivesca y su evolucion. Por supuesto, no soy ningún experto, pero digamos que estoy en el nivel avanzado de los detectives. Total, que mientras leíamos a los grandes escritores llegamos a un género específico dentro de las historias de detectives llamado, en inglés, whodunit y que es hoy en día uno de mis géneros favoritos.

whodunit

Antes de nada. ¿Whodunit? ¿Qué co*o significa eso? Pues es el termino que se les dió a un tipo de historias de detectives concretas que reinaron en la edad Dorada de la ficción detestivesca (por los 1920-40) y que son las que giran en torno a la pregunta ¿Quién lo ha hecho?. Así, whodunit es la contracción de Who dun it, que viene a ser la pregunta Who has done it? pronunciada a la carrera. Diríamos que la frase derivó de la siguiente manera: Who has done it > Who’s done it > Whodoneit > whodunit.

55524_1000x561
Dato curioso: ¿Sabíais que Arthur Conan Doyle (Creador de Sherlock Holmes) nunca escribió la frase “Elemental, mi querido Watson”? Resulta que fue una adaptación televisiva quién usó la frase por primera vez y desde entonces se convirtió en un clásico.

Volviendo al tema, igual os ha parecido raro que comente que las whodunit giran en torno a la pregunta ¿Quién lo ha hecho? como si las demás historias de suspense no lo hiciesen. Y es que si os parais a pensar muy pocas historias hoy en día se centran en esta pregunta, dejandonos saber en muchas ocasiones quién es el asesino desde la primera escena. La clave se encuentra en que estas historias whodunit, a través de ciertas especificaciones detalladas, se convirtieron en un puzzle o juego en el que el lector podía adivinar a la vez que el detective quién había cometido el crimen. Sin ir más lejos, una de las claves y probablemente lo que más las distinga de los thrillers actuales es que el criminal debía estar en la historia desde el primer momento, dando así al lector margen para descubrirlo. Este punto es muy importante porque es algo que hoy en día se ha perdido muy a mi pesar. En cambio, vemos que la mayoría de los malos suelen aparecer sobre la mitad o el final de la historia, quitandole la gracia que tenía adivinar quién era el maloso.

Tal obsesión había con las especificaciones que se crearon los  10 mandamientos de la historia de detectives por Knox:

  • I. El criminal debe ser alguien mencionado en las primeras partes de la historia, pero no debe ser alguien a quien el lector haya podido seguir sus pensamientos.
  • II. Todo lo supernatural está descartado como culpable.
  • III. No más de un cuarto o pasaje secreto está permitido.
  • IV. Ningún tipo de veneno que no haya sido ya descubierto debe ser usado, ni cualquier tipo de artificio que necesite una larga explicación científica al final de la historia.
  • V. Ningún Chino debe figurar en la historia.
  • VI. Ningún accidente debe ayudar al detective, tampoco una intuición inexplicable puede probar que tiene razón.
  • VII. El detective no puede haber cometido el crimen.
  • VIII. El detective está obligado a contarnos toda pista que descubra a lo largo de la historia.
  • IX. El “sidekick” amigo del detective, el Watson, no debe ocultar ningún pensamiento que pase por su mente. Su inteligencia debe estar, aunque solo ligeramente, por debajo de la del lector común.
  • X. Los hermanos gemelos, y los dobles en general, no deben aparecer salvo que hayamos sido debidamente preparados para ellos.
Como podeis ver, hay especificaciones muy locas, pero son todas estas las que convertirían las whodunit en un combate de intelectos entre el escritor y el lector. Aunque a decir verdad hecho en falta una regla, que igual daban por hecho, y es que todo debe ocurrir en un espacio pequeño, siendo buenos ejemplos una casa o un castillo. Por lo tanto, el ejemplo perfecto de whodunit es el hotel donde se reunen 10 personajes y alguien muere. Empieza una investigación y en el capítulo final se descubre al asesino.
0a3
De estos 10 mandamientos se derivarían a los 22 de S.S. Van Dine y poco a poco se iría perdiendo esa fijación que había en este género y que hoy en día ya podemos decir que no existe. Por suerte o por desgracia, los humanos tenemos esa obsesión en romper reglas y por supuesto esto también influyó a este genero (además de manera mortal). Lo curioso es  que el género no solo fue traicionado por las generaciones venideras, sino que los más grandes escritores y escritoras de la época ya empezaron a hacerlo para sorprender al lector el cual sabía y confiaba en las reglas (No pongo ejemplo para no hacer ningún spoiler). Pero claro, el problema es que con esta evolución las whodunit, éstas dejaron de ser un juego donde el lector era un personaje casi activo, para ser un mero espectador y dejarse sorprender por una vuelta de tuerca final de las que hoy son taaaan famosas.
Personalmente, me encanta sacar al detective que tengo dentro e intentar ser más inteligente que Agatha Christie o Arthur Conan Doyle (aunque nunca llegue a resolver el caso) y como fan del género me da una alegría enorme ver que de vez en cuando hay una resurrección de éste tipo de historias. Para no enrollarme más, despúes de esta pequeña introducción a las whodunit literarias me dispongo a hacer algo de investigación  en las mejores películas whodunit que se han hecho a lo largo de la historia e iré publicando por aquí los análisis a las películas que vaya viendo. Si teneis cualquier información que aportar o quereis recomendarme cualquier película para ver, os estaría eternamente agradecido.
tumblr_nne0z6qbca1tdoexoo1_500
Sin más,
Un Guionista Anónimo

 

 

 

Advertisements